Drenaje linfático manual

El masaje de drenaje linfático o drenaje linfático manual es una forma de masaje que descongestiona la circulación linfática y favorece su funcionamiento. Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que se realizan para drenar o estimular la salida de la linfa y líquidos intersticiales, que por cualquier causa patológica se encuentran estancados en los ganglios linfáticos de esa zona corporal.

El sistema linfático es crucial para una marcha eficaz del sistema inmunológico y la correcta eliminación de grasas y toxinas que se generan en los tejidos. Por ello, el drenaje linfático manual constituye un excelente tratamiento coadyuvante para pérdida de peso, celulitis, linfedema en grados 1 y 2, insuficiencia venosa crónica y varices.

Mecanismo de acción: para la correcta realización de un drenaje linfático manual no es necesario hacer una gran presión, sino que se lleva a cabo una presión suave que estimula la salida de la linfa y líquidos intersticiales de la zona afecta, por lo que aumenta la actividad de los vasos linfáticos sanos y se desarrollan vías de derivación secundaria. Si se utiliza una presión excesiva se puede producir un espasmo de la musculatura lisa que rodea los ganglios linfáticos, dificultando el drenaje del edema.

La clave del éxito del drenaje linfático manual está en el drenaje de las proteínas de los edemas linfáticos, que no son capaces de drenarse por medios instrumentales, como la presoterapia. La presoterapia drena sólo líquido intersticial, por lo que sus resultados no son comparables a los del drenaje manual.

Ya hemos tratado en este mismo blog el tema de la celulitis, y hacíamos referencia a la importancia que tienen en su fisiopatología el edema intersticial y la retención linfática, sobre en los primeros estadios de celulitis edematosa (la típica piel de naranja). Conviene recordar que el drenaje linfático manual es una de las técnicas más eficaces en el tratamiento de la celulitis o piel de naranja, siempre y cuando sea realizado por personal sanitario entrenado en la técnica.

El drenaje linfático manual es una técnica de masaje descongestivo que requiere un aprendizaje técnico y un largo período de experiencia. La mala realización de la técnica por parte del personal inadecuado puede tener consecuencias negativas

Como en cualquier tratamiento de masaje manual, los beneficios del drenaje linfático son temporales, por lo que recomendamos un protocolo de mantenimiento a largo plazo.

Dr. Eduardo de Frutos



Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro newsletter y permanezca informado.

Nombre
Dirección Email
Política de Privacidad