Relleno de ojeras sin cirugía

Tear trough, relleno de ojeras sin cirugía

Uno de los temas de máxima actualidad en las técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía es el relleno de ojeras sin cirugía, o “tear trough”, como dicen los anglosajones. La aparición de ojeras y pequeñas bolsas en el párpado inferior es un rasgo crucial en un tratamiento integral de rejuvenecimiento facial. Su corrección aporta una mirada mucho más fresca y juvenil. Sin embargo, hasta hace poco tiempo, la única técnica realmente eficaz para el tratamiento periocular (alrededor de los ojos) era la blefaroplastia, una técnica quirúrgica.

Afortunadamente, hoy día disponemos de técnicas más conservadoras que nos permiten tratar exitosamente ojeras y bolsas en los primeros grados de evolución, especialmente las que empiezan a aparecer a partir de los 30-40 años de edad.

En el envejecimiento humano influyen muchos factores endógenos y exógenos, pero cuando nos referimos al envejecimiento de la piel, cobra especial importancia la pérdida progresiva de colágeno y ácido hialurónico. El colágeno sano forma un mallado tridimensional en la capa media de la piel, mientras que el ácido hialurónico se distribuye por la sustancia fundamental para aportar el grado adecuado de hidratación tisular. La pérdida progresiva de su hidratación y del efecto tensor del colágeno produce que la piel quede más flácida y fina, con ese aspecto que coloquialmente llamamos “ajado” (arruguitas finas difusas y aspecto opaco y deshidratado).

En cuanto al envejecimiento de la ojera y la aparición de bolsas en los ojos, hemos estudiado varios grados de evolución, que se observan en la fotografía adjunta. Este envejecimiento progresivo se debe a la pérdida de grasa malar, pérdida de densidad ósea y falta de sujeción por parte de los ligamentos de la órbita. Es vital la valoración personalizada de cada paciente antes de recomendarle un tratamiento específico.

El ácido hialurónico es un producto completamente seguro y se maneja a diario en las consultas de Medicina Estética para muchos tratamientos: relleno de arrugas o surcos nasolabiales, remodelación labial, bioplastia, hidratación profunda de la piel,… Es una macromolécula que encontramos de forma natural en muchos tejidos (no sólo la piel) y cumple con la importante misión de captar una gran cantidad de agua para mantener la dermis hidratada.

 

Remodelación periocular: la técnica de relleno de ojeras

Cuando hablamos de relleno de ojeras y tratamiento de bolsas en los ojos, la experiencia es muy importante, ya que se trata de una zona muy vascularizada y exige un conocimiento exhaustivo de la anatomía periocular. Por ello, a la hora de realizar este tipo de tratamientos es fundamental ponerte en las mejores manos.

En España contamos con un excelente nivel médico, aunque en mi caso, he adquirido una gran práctica con esta técnica debido a la experiencia de haber trabajado en Arabia Saudí, ya que en los países árabes le dan una gran importancia al tratamiento de la mirada. En manos entrenadas, la técnica de relleno de ojeras sin cirugía dura unos 30 minutos y posteriormente, el paciente puede seguir con su ritmo de vida habitual. Es raro que salgan hematomas, aunque sí puede observarse una leve inflamación durante las primeras horas.

 

Toxina botulínica, ¿se puede combinar con “bótox”?

Por supuesto, la toxina botulínica tiene aplicaciones muy concretas en el tercio superior de la cara, por lo que siempre es interesante su uso en el tratamiento de la región periocular. Se utiliza para rejuvenecer la mirada: eleva las cejas manteniendo su movilidad, atenúa las “patas de gallo” y elimina las arrugas del entrecejo, dejando una frente más despejada. El gran objetivo de este tratamiento es eliminar el aspecto de cara cansada sin cambiar la expresión natural ni los rasgos del paciente, y combinada con el relleno de ojeras, aporta un resultado global excelente.

Saber envejecer implica transmitir una imagen saludable.

Ahora ya conoces algunas herramientas básicas para mantener un aspecto joven y saludable. ¿Tienes alguna excusa para no empezar a cuidar tu mirada?

Dr. Eduardo de Frutos



×

Hola

Por favor, haga click más abajo para iniciar conversación. Gracias.

×