¿QUIERES RECUPERAR LA LUMINOSIDAD DE TU PIEL TRAS UN VERANO SOLEADO? EL PODER ANTIOXIDANTE DE LA VITAMINA C Y CÓMO UTILIZARLA EN UN PLAN DE RECUPERACIÓN FACIAL

Si tuviéramos que elegir los dos factores que más daño hacen a nuestra piel, tanto a nivel estético como a nivel médico, no dudaría un instante en nombrar al sol y al tabaco. Dejaremos para otro día el efecto contaminante de las casi 300 toxinas que contiene el tabaco y nos centraremos en el fotoenvejecimiento: el envejecimiento cutáneo producido por la exposición al sol.

Las personas más observadoras habrán comprobado cada verano el efecto oxidante que ejerce la radiación solar sobre las células de la epidermis: la piel se vuelve más seca y rugosa, desaparece la luminosidad característica de la primavera y vuelven a hacerse visibles las manchas que creíamos eliminadas.

El fotoenvejecimiento

Etimológicamente significa “envejecimiento solar” (foto = luz). Consiste en una serie de cambios oxidativos y metabólicos que se traducen en aparición prematura de lesiones cutáneas, arrugas finas, falta de hidratación, manchas solares y flacidez, generalmente distribuida en las zonas más expuestas (cara, cuello, escote y dorso de las manos), obviamente, por la exposición excesiva o descontrolada a la radiación solar. El tipo de piel que más sufre los efectos del fotoenvejecimiento es el fototipo I y II, es decir, las pieles más claras.

El efecto antioxidante de la vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente imprescindible en el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo, pero además cumple una importante función antioxidante al bloquear el daño causado por los radicales libres, que son los responsables del proceso de envejecimiento.

Una de las grandes paradojas de la vida es que, mientras el oxígeno es totalmente necesario para el metabolismo celular, también es una molécula altamente reactiva que daña los tejidos. Por eso nuestro metabolismo incluye ciertas sustancias antioxidantes que prevenga ese daño tisular.

Sin embargo, nuestro organismo no contiene ni puede producir vitamina C, por lo que se hace imprescindible su consumo por medio de frutas y verdura fresca. Para su aplicación directa sobre la piel contamos con excelentes productos cosméticos basados en nanotecnología por liposomas.

Nuestra propuesta: “recovery plan” de Kalos Medicina Estética

¿Crees que tu piel ha sufrido demasiado este verano? ¿Necesitas un plan específico para recuperar la luminosidad de tu rostro y contrarrestar el fotoenvejecimiento? En Kalos Medicina Estética hemos diseñado un tratamiento exclusivo a base de vitamina C para rescatar tu piel del daño sufrido durante los meses de verano.

Nuestro exclusivo tratamiento “recovery plan” combina dos sesiones de exfoliación profesional con los mejores productos de vitamina C para devolverle a tu piel la vitalidad perdida. Este tratamiento es perfectamente tolerado por cualquier tipo de piel y podemos combinarlo con otros tratamientos faciales que realizamos habitualmente (ácido hialurónico, peelings, toxina botulínica,…). De esta forma podemos diseñar un tratamiento personalizado según tus necesidades y tu tipo de piel.

En Kalos Medicina Estética tu belleza es nuestro lenguaje.

Dr. Eduardo de Frutos



×

Hola

Por favor, haga click más abajo para iniciar conversación. Gracias.

×