PLASMA RICO EN PLAQUETAS O “LIFTING DEL VAMPIRO”

Bioestimulación con plaquetas o factores de crecimiento autólogo

El rejuvenecimiento con “plasma rico en plaquetas” (PRP) es una técnica de última generación que se aplica directamente en la dermis (capa media de la piel) y estimula la auto-regeneración del ADN celular. Para ello, se realiza una extracción de sangre del propio paciente y, por medio de un proceso de activación, se obtiene la porción más rica en factores de crecimiento (el “plasma rico en plaquetas”). De esta forma, trabajamos con el material más seguro y biocompatible, pues tenemos la certeza de que nunca se producirá una reacción de rechazo.

El “plasma rico en plaquetas” (PRP) es el complejo vitamínico más eficaz para nuestra piel, muy rico en los elementos biológicos necesarios para reparar los tejidos y aumentar la producción natural de colágeno y elastina. Está especialmente recomendado para las siguientes indicaciones:

–          Pieles apagadas: cobra especial importancia en esta época del año, pues se acercan los meses de más exposición solar y la piel madura “pide a gritos” una regeneración con PRP.

–          Lifting sin cirugía: el PRP es un estímulo biológico para las células específicas que se encargan de producir fibras de colágeno y elastina. Por ello, su correcta aplicación realza el tejido facial sin pasar por el quirófano.

–          Cicatrices de acné: la retracción en forma de “hoyuelos” que quedan como secuelas tras un acné quístico.

–          Alopecia estacional: la aplicación de PRP en el cuero cabelludo es una excelente fuente de nutrientes para el folículo piloso, que dará lugar a un pelo más fuerte y más denso.

Estos potentes factores de crecimiento nos permiten conseguir excelentes resultados estéticos y bioestimuladores, sin necesidad de que el paciente tenga que alterar su vida social ni laboral, ya que es un procedimiento ambulatorio y exentos de riesgos innecesarios.

El sueño de la eterna juventud está mucho más cerca por medio de algo tan nuestro como nuestra propia sangre.

Dr. Eduardo de Frutos



×

Hola

Por favor, haga click más abajo para iniciar conversación. Gracias.

×