HILOS MÁGICOS PDO, EL LIFTING JAPONÉS

PDO Threads needle lifting

La utilización de hilos tensores en Medicina Estética es una práctica habitual desde hace décadas, tanto a nivel facial como corporal. Pero su uso siempre ha sido polémico y ha estado sujeto a modas, sobre todo con ciertos materiales que hoy están en desuso. La última tendencia en hilos tensores es subirse al tren de la Medicina Regenerativa por medio de una nueva generación de hilos tensores, cuya función es aportar el estímulo necesario para que la propia piel del paciente produzca de forma natural el colágeno responsable de reposicionar los tejidos y aportar firmeza.

Cada vez hablamos más de la importancia de tratar la flaccidez antes que las arrugas, y uno de los grandes retos de la Medicina Estética actual ya no es sólo quitar arrugas, sino recuperar la elasticidad y capacidad tensora que aporta el colágeno intrínseco de una piel joven.

En el momento actual estamos viviendo un nuevo auge de los hilos tensores con los nuevos hilos PDO, también conocidos como “hilos mágicos”, “hilos coreanos” o “lifting japonés”, ya que se aplican mediante una técnica sencilla, sin incisiones ni suturas, y además, son reabsorbibles, lo cual aumenta de forma considerable su seguridad.

La polidioxanona (PDO) es un material de sutura ampliamente utilizado por cirujanos cardíacos desde hace décadas, lo que demuestra su gran resistencia y un perfil de seguridad indiscutible. En los últimos meses ha llegado a España como un material de uso estético desarrollado por médicos estéticos japoneses y coreanos. Su indicación es realzar los tejidos que sufren las consecuencias de la flaccidez incipiente, con lo que se consigue un rejuvenecimiento casi inmediato a nivel facial y corporal, en una sola sesión y de forma ambulatoria (sin pasar por el quirófano).

Dr. Eduardo de Frutos



Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro newsletter y permanezca informado.

Nombre
Dirección Email
Política de Privacidad