CÓMO TRATAR EL ASPECTO DE CARA CANSADA

«Doctor, ¡quiero cara de vacaciones!»

“Doctor, ¡quiero cara de vacaciones!” Una de las preocupaciones más frecuentes de nuestros pacientes es que su frenético ritmo de vida a menudo deja huella en su expresión facial. Notan un aspecto característico “de cara cansada” y recurren a la Medicina Estética para mejorar su aspecto, pero sin pedir ningún tratamiento concreto. Lo que están buscando realmente es una “cara de vacaciones”.

El tiempo vacacional es perfecto para presumir de buena cara: ojos sin ojeras, mirada limpia, piel luminosa y sin rastro de imperfecciones, sonrisa natural,… Además, el cutis puede descansar del maquillaje diario, por lo que luce mucho mejor cuando llevamos unos días de vacaciones.

Uno de los retos más importantes de la Medicina Estética es conseguir alargar ese aspecto relajado durante todo el año, para lo cual contamos con un importante arsenal terapéutico.

La primera posición de nuestras herramientas para mejorar la calidad de piel la ocupa el ácido hialurónico. Una piel hidratada en profundidad es la base de una piel sana y luminosa. Ya hemos comentado en este blog cómo el ácido hialurónico puede ayudar a mejorar tu aspecto y su eficacia queda fuera de toda duda.

La toxina botulínica es otro tratamiento de gran ayuda para relajar la expresión, ya que puede utilizarse específicamente para recuperar la posición de las cejas y otorga al paciente una mirada limpia y juvenil.

Contamos con muchos otros tratamientos (radiofrecuencia, peeling de luminosidad, medicina regenerativa, nutricosmética,…) que deben personalizarse para cada paciente y su situación particular. Por eso, mi último consejo es “confía en tu médico estético”. Sólo el médico estético sabe qué tratamiento es el que más te conviene.

Dr. Eduardo de Frutos



×

Hola

Por favor, haga click más abajo para iniciar conversación. Gracias.

×