CÓMO MEJORAR LA LUMINOSIDAD DE TU PIEL EN OTOÑO: TÉCNICAS AVANZADAS EN REJUVENECIMIENTO FACIAL SIN CIRUGÍA

¿Nunca te has planteado qué puedes hacer por tu piel para mejorar su hidratación y luminosidad, incluso en las épocas más difíciles del año? Seguro que más de una vez has oído que la piel tiende a perder su luminosidad en las épocas de otoño e invierno, asumiendo como algo “normal” una piel opaca y casi inerte en relación con el frío y la falta de sol.

¿Sabes que la Medicina Estética dispone de avanzadas técnicas de tratamiento facial que te permiten cumplir todas tus expectativas de seguridad y resultados? ¿Sabes que tú también puedes acceder a esas técnicas para conseguir una piel más joven e hidratada?

A lo largo de este artículo te explicaremos las bases para conseguir una mejor calidad de piel, resolviendo tus dudas con claridad, para que por fin entiendas qué beneficios puede tener para tu piel un peeling, una mesoterapia,… o incluso el famoso “botox”, contándote sin tapujos cuáles son todas sus ventajas y sus inconvenientes.

El proceso de envejecimiento facial

Entender el proceso por el cual va envejeciendo nuestra piel es vital para saber qué tratamientos se pueden aplicar. La pérdida progresiva de colágeno y ácido hialurónico es probablemente uno de los factores más importantes en el envejecimiento progresivo del cutis (la piel facial). El colágeno sano forma un mallado tridimensional en la capa media de la piel, mientras que el ácido hialurónico se distribuye por la sustancia fundamental para aportar el grado adecuado de hidratación tisular. La pérdida progresiva de su hidratación y del efecto tensor del colágeno produce que la piel quede más flácida y fina, con ese aspecto que coloquialmente llamamos “ajado” (arruguitas finas difusas y aspecto opaco y deshidratado).

Gracias a numerosos estudios de “cronobiología” (ciencia que estudia los ritmos biológicos y su relación con la organización temporal de los seres vivos), sabemos que la piel (y particularmente la piel facial) está sometida a constantes ritmos biológicos. Se ha demostrado, por ejemplo, un mayor nivel de queratinización durante los meses de invierno. Evidentemente, esto tiene una repercusión directa en la estética de la piel y determina los distintos tratamientos que se pueden aplicar en dicha piel.

 

¿Cómo puedo frenar o controlar el envejecimiento facial?

A la hora de iniciar un tratamiento de este tipo (como cualquier otro tratamiento médico) es de vital importancia una valoración minuciosa y personalizada de cada paciente.

Podemos mejorar visiblemente la calidad de tu piel gracias a ciertos inyectables cada vez más seguros (ácido hialurónico, vitaminas, péptidos,…), técnicas de peeling y exfoliación avanzada y, puntualmente, podemos recurrir a ciertas tecnologías de última generación, como la radiofrecuencia o el láser.

Aunque el abanico de opciones es realmente amplio, sin duda surgen dos claras opciones a la hora deiluminar tu piel en otoño: la hidratación profunda con ácido hialurónico y el peeling superficial con vitamina C.

 

Hidratación profunda con ácido hialurónico

Técnicamente, el ácido hialurónico es un polisacárido con función estructural y que alcanza grandes concentraciones en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Debido a su textura viscosa, presenta la propiedad de retener grandes cantidades de agua y de adoptar una conformación molecular muy útil a la hora de acojinar o lubricar. Su función en la dermis (la capa media de la piel) es rellenar los volúmenes perdidos, estimular la formación de colágeno y aportar un aspecto mucho más luminoso y esponjoso. Gracias a la gran seguridad del ácido hialurónico y a la gran eficacia de las técnicas de infiltración más modernas, hemos realizado ya varios millones de tratamientos en todo el mundo, con grandes beneficios y satisfacciones, tanto para el médico como para el paciente.

Cuando queremos mejorar la hidratación de la piel, usamos la técnica de multipunción profunda, que aporta a la dermis ácido hialurónico de alta concentración, en forma de macromoléculas. Utilizamos el mejor producto que existe hoy día en el mercado, Restylane Skinboosters Vital®. Siempre digo a nivel coloquial que el ácido hialurónico son “pequeñas esponjitas” que retienen toda la hidratación que necesita la piel. Es fundamental para iniciar un tratamiento de rejuvenecimiento.

 

El efecto antioxidante de la vitamina C

La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente imprescindible en el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo, pero además cumple una importante función antioxidante al bloquear el daño causado por los radicales libres, que son los responsables del proceso de envejecimiento.

Una de las grandes paradojas de la vida es que, mientras el oxígeno es totalmente necesario para el metabolismo celular, también es una molécula altamente reactiva que daña los tejidos. Por eso nuestro metabolismo incluye ciertas sustancias antioxidantes que prevenga ese daño tisular.

Sin embargo, nuestro organismo no contiene ni puede producir vitamina C, por lo que se hace imprescindible su consumo por medio de frutas y verdura fresca. Para su aplicación directa sobre la piel contamos con excelentes productos cosméticos basados en nanotecnología por liposomas.

 

Dr. Eduardo de Frutos



×

Hola

Por favor, haga click más abajo para iniciar conversación. Gracias.

×