¿QUÉ ES EL “BÓTOX”? CONSEJOS Y RESPUESTAS

What about “botox”? Some useful advices

La toxina botulínica (comúnmente conocida como “botox”) es probablemente el término más popular y conocido del mundo de la Medicina Estética, hasta el punto de que el uso de dicho término ha caído en abuso y se llega a hablar de “bótox” refiriéndose a muchos otros productos o tratamientos que nada tienen que ver con la auténtica toxina botulínica.

A pesar de su largo recorrido entre nosotros (la toxina botulínica se usa en España desde hace más de once años), sigue siendo hoy día la baza más fuerte y el tratamiento más fiable en el campo del rejuvenecimiento facial sin cirugía. Es por ello que conviene aclarar conceptos y me gustaría dar cinco consejos fundamentales, cinco consejos que todo paciente debería considerar antes de someterse a un tratamiento con toxina botulínica:

1.- Ponte en buenas manos: asegúrate de que la persona que realiza la infiltración es un médico con formación específica en Medicina Estética. A pesar de los constantes controles de las autoridades sanitarias, aún abundan los impostores que ofrecen “bótox” sin estar titulados.

2.- Un producto de calidad: muchos establecimientos que no son clínicas médicas ofrecen tratamientos llamados “bótox” que nada tienen que ver con la famosa toxina botulínica, lo cual constituye un fraude al consumidor y una agresión al sector de la Medicina Estética. Actualmente hay tres marcas de toxina botulínica legales en España, Vistabel®, Bocouture® y Azzalure®, y en todo centro autorizado para su uso debe haber un registro de los viales utilizados para cada paciente.

3.- La dosis adecuada: déjate asesorar por el médico que efectuará la infiltración, que generalmente te aconsejará un resultado natural o muy sutil. Después de un tratamiento bien realizado, tus familiares y amigos te notarán más descansada y te preguntarán qué crema usas, pero nunca notarán una cara inexpresiva ni una piel acartonada.

4.- Empieza cuanto antes: la edad ideal para empezar a usar toxina botulínica es entre los 25-30 años, no a los cuarenta como piensan la mayoría de los pacientes. Cuando aun no han aparecido las arrugas, la toxina botulínica sirve como medida preventiva y las arrugas tardan más en salir, con resultados mucho más naturales.

5.- Olvida todos los tabúes: la toxina botulínica no te dejará inexpresiva, sino que te dará una expresión más alegre y descansada; la toxina botulínica no es un relleno, es un modulador de la contracción muscular; para su infiltración no hay que pasar por quirófano; después de la infiltración de toxina botulínica no se produce ningún efecto rebote que empeore tus arrugas y te convierta en adicta;… y así un largo etcétera de múltiples rumores y leyendas urbanas.

Por último, sólo un consejo más: confía en tu médico estético. Sólo él sabe si necesitas toxina botulínica u otro tratamiento y sólo él sabe cómo realizar el tratamiento. Y elige Kalos Medicina Estética, tu “centro botox” de confianza en Talavera.

Dr. Eduardo de Frutos



Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro newsletter y permanezca informado.

Nombre
Dirección Email
Política de Privacidad