Flacidez corporal

Kalos Medicina Estética
flacidez-corporal-kalos-medicina-estetica

La pérdida progresiva de colágeno en la piel afecta tanto a la cara como a las diferentes regiones corporales, percibiéndose como flacidez o pérdida de tensión en los diferentes tejidos corporales.

 

La radiofrecuencia es muy conocida como tratamiento eficaz para luchar contra la flaccidez de cualquier área corporal. Técnicamente, se trata de una frecuencia conducida que causa un movimiento molecular en la dermis media y genera un efecto de calor que estimula la generación de nuevo colágeno con el consiguiente efecto de tensado dérmico. Estas ondas electromagnéticas alcanzan las capas más profundas de la dermis sin dañar las capas superficiales, convirtiendo esa forma de energía en calor, lo cual provoca una reestructuración de las fibras de colágeno y consigue un efecto tensor duradero de los tejidos profundos (dermis profunda e hipodermis). Por otro lado, tensa los tractos fibrosos que unen la piel con los planos musculares y como consecuencia, disminuye la flaccidez del tejido. Obtenemos así un “efecto lifting” sin cirugía.

 

La aplicación de hilos tensores de tipo PDO ha tenido un enorme crecimiento en los últimos 2 años. Aunque desde su lanzamiento en España los hilos tensores PDO se han orientado al rejuvenecimiento facial, estamos obteniendo excelentes resultados en el tratamiento de flacidez corporal, especialmente en cuello, abdomen, glúteos y brazos.

 

Cada vez hablamos más de la importancia de tratar la flacidez antes que las arrugas, y uno de los grandes retos de la Medicina Estética actual ya no es sólo quitar arrugas, sino recuperar la elasticidad y capacidad tensora que aporta el colágeno intrínseco de una piel joven.

Boletín de Noticias

Suscríbase a nuestro newsletter y permanezca informado.

Nombre
Dirección Email
Política de Privacidad